FORTUNY RESTAURANT & CLUB, ECUACIÓN PERFECTA

Andaba yo buscando el otro día (y para variar, porque parece que no me dedico a hacer otra cosa en la vida) un restaurante donde cenar con mis amigas y enganchar con copeo posterior (no soy muy de ir dando tumbos de un lado para otro buscando hueco donde pedir la penúltima) cuando me vino a la cabeza la recomendación de un buen amigo mío, Nacho Cebrián. Me había hablado hacía unos días de un local donde hacer un “ALL IN ONE”, o lo que es lo mismo, pack cena + gente guapa + bailoteo sin preocuparse por la hora de cierre: Fortuny Restaurant & Club.

Interior de Fortuny Restaurant & Club

Bien es cierto que yo conocía este palacete del siglo XIX situado en la calle de su mismo nombre por ser punto de encuentro para salir de la beautiful people entre los 30 y 40 años además de haber asistido a alguna fiesta privada pues el espacio es estupendo para eventos, pero sobretodo por contar con una de las mejores terrazas para mi gusto de Madrid. Sin embargo, no tenía constancia, ni para bien ni para mal, de su propuesta gastronómica. De hecho, a priori a una le da por pensar que un local no puede ser a la vez buen restaurante y discoteca, así que he de confesaros que cierto prejuicio tenía con la recomendación, más aún y una vez más siendo yo la que elige, con las consiguientes expectativas de mi grupo de amigas, que no se conforman con que su colega la foodie les lleve a cualquier restaurante de medio pelo.

Fortuny Restaurant & Club propone además de copeo nocturno, una propuesta gastornómica en su restaurante

Así que jugándome mi reputación gastronómica, ahí que nos plantamos dispuestas a darlo todo mis amigas y yo a golpe de viernes a las diez de la noche. Redundante es contaros, pues muchos ya lo conocéis, que esta casona cuenta con tres plantas de estilo neoclásico que acogen pistas para mover el esqueleto, y restaurante en las dos superiores, así como un reservado para 12/14 personas para celebraciones más íntimas y personales. Sin embargo, lo que no sabía, es que su terraza se puede también disfrutar en invierno, pues disponen de estufas y una parte está cubierta a modo de invernadero.

La terraza de Fortuny se puede disfrutar también en invierno pues disponen de estufas

Y al grano. Que he de reconoceros, echando aquí el resto como recomendadora gastronómica, que me sorprendió muy gratamente su propuesta gastro, y no solo para la noche, pues es un menú muy acorde también  para comidas  formales durante el día.

La propuesta de Fortuny se puede disfrutar también por el día

Así que entremos en materia. Tras nueve años al pie del cañón, el restaurante lo regenta ahora su chef Ismael Maldonado, con una consolidada trayectoria en otros fogones de hoteles de la capital, que ha elaborado una carta muy extensa y diversa que gira entorno a la cocina internacional y de fusión, abarcando desde  producto más elitista como mariscos hasta unas caseras croquetas de jamón y pollo. Una propuesta muy versátil que sin duda se adapta a todos los gustos y bolsillos, pues de hecho proponen dos menús diarios (de 15 y 25 euros), así como platos más selectos y cartas de bebidas más sofisticadas como el champagne o cócteles de autor.

Rissoto de Carabinero y sepia al toque de romero fresco de Fortuny

Tanto es así, y añado, que otra variable de la buena ecuación de Fortuny Restaurant & Club que me encantó es que cuenta con su propio cortador de jamón que te sirve el plato  explicándote que parte vas a degustar y sus propiedades, un puntazo.

La carta, ojo que hay que tomarse su tiempo para elegir, empieza con la sección Vive y Comparte a modo de entrantes entre los que destacan unos ricos Bocados crujientes de vieira trufada con cebolla chalota caramelizada al Martini y que se sirve sobre galleta (16 euros).

Bocados crujientes de vieira trufada con chalota caramelizada al Martini. Restaurante Fortuny

Curioso encontrar además platos más desenfadados y actuales como sus Baos “Fortuny” de picapollo y yogurt a la menta y albahaca (16 euros), otros más elaborados como las Alcachofas a la plancha con nieve de foie y reducción balsámica de naranja (16 euros) o recetas más arriesgadas como el Ceviche  de salmón con leche de tigre al rocoto y maíz tostado (16 euros), que en este caso se ofrece caliente lo que le da un punto diferente.

Baos “Fortuny” de picapollo y yogurt a la menta y albahaca

Para continuar compartiendo, la carta ofrece su Hoy y Siempre donde se pueden elegir unas tradicionales Anchoas del Cantábrico sobre carpaccio de tomate ecológico y guacamole (18 euros) o una Tabla de quesos gourmet con grissinis y mermelada casera (17 euros).

Tabla de quesos gourmet con grissinis y mermelada casera. Restaurante Fortuny

La dolce vita es sin duda la secciòn del menú que más me gustó y es que en ella encontramos un impecable Rissoto de Carabinero y sepia al toque de romero fresco (18 euros) o unos sabrosos Huevos a baja temperatura con trufa de verano sobre tagliolinis al parmesano (15 euros).

Uno de los platos estrella de Fortuny son sus huevos a baja temperatura con trufa de verano sobre tagliolinis al parmesano

Para los carnívoros, en la sección de Pecado Carnal encuentran su sitio. El chef nos recomendó la Presa Ibérica a la barbacoa china con rice noodles y pac choi (19 euros) y el Solomillo de cebón gallego con sofrito de ajetes tiernos (23 euros). Y del mar, pescados en la parte de las Escamas de Oro, donde sin duda el plato estrella es su Lomo de Rodaballo a la plancha con  habitas y paleta Ibérica (23 euros).

Presa Ibérica a la barbacoa china con rice noodles y pac choi. Restaurante Fortuny

Tampoco se olvidan de los amantes del marisco en sus Lujos del Mar, y por supuesto, cuenta con una sección Destellos del Sol naciente a base de una amplísima propuesta de sushi, con platos clásicos como el Tartar Spicy Tuna (18 euros), Shasimis, Niguiris o Urmakis especiales o más sofisticados como el Butterfish tempura (14 euros) o el Crunchi duck de pato, pera, sésamo y cebolla (15 euros).

El sushi también forma parte de la carta de Fortuny. En la foto, Ebby Green: con langostino en panko, topping de aguacate y mayonesa de trufa

Estaréis conmigo, en que poco más se puede pedir para conseguir la fórmula perfecta de éste, llámalo club, llámalo restaurante…Si además lo complementan los miércoles por la noche con conciertos tributo a cantantes de siempre, las tardes de los viernes con música pop y las de los sábados con divertido flamenquito… Sin duda, ambientazo asegurado.

Precio medio: 40 euros

Dónde: C/ Fortuny, 34

Tel.: 91 319 05 88

Web: http://www.fortunyrestaurantclub.com/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*