LAS CHICAS, LOS CHICOS, LOS MANIQUÍS, CAÑA A LOS 80’S!

Llega a la capital los 80 en clave gastronómica. Y es que el barcelonés Grupo Iglesias, toda una institución en la restauración de la ciudad condal, con locales como Rías de Galicia, Casa de Tapas Cañota, Espai Kru, entre otros, y más aún desde su alianza con los hermanos Adrià en elBarri a través de Tickets, Pakta y Hoja Santa (los tres con estrellas Michelin), o Bodega 1900, Niño Viejo y Enigma, ha entrado en la capital con fuerza. Llegan al Hotel Axel, primer hotel LGTBI de la capital, y nos llevan a un viaje en el tiempo hasta los años 80.

Las chicas, los chicos y los maniquís entre fogones.

Si al escuchar el nombre del local, Las chicas, los chicos y los maniquís, no tarareas de inmediato la reconocida canción de Radio Futura: Enamorado de la moda juvenil, es que no has vivido esta maravillosa época que dejó huella en la capital. Por tanto, si eres millenial, seguramente, no entenderás nada de lo que aquí te traigo. O, en su defecto, te recordaré a tu madre cuando te da la brasa hablando de su época. Pero no te preocupes, que si al menos entiendes del buen comer, algo de este post te gustará.

Las chicas, los chicos y los maniquís.

El local busca rendir tributo a la ciudad que le acoge y en este caso, no puede ser uno más colorista y divertido que la Movida Madrileña. Un guiño a esta época, ya desde los luminosos de la entrada que reza: ‘Sí, yo comí, enamorado de la carta que hay aquí, de los platos y las tapas que yo vi’ hasta el atrevido interiorismo y la creativa propuesta gastronómica.

Las chicas, los chicos y los maniquís.

Dos barras a los laterales te reciben en este extravagante local, pero sin dudad, los grandes éxitos de los 80 sonando sin cesar, llamaron mi atención y me invadió un mood muy animado y divertido. La sala contigua toda de color rosa y con paredes acolchadas, da paso a otra azul, y a la que sigue, finalmente, a una roja que hace de salón privado para momentos más íntimos. Pero sin duda, algo que me chiflo fue su vajilla firmada el Taller de Piñero donde encontramos hombres de oro, espárragos triguero enormes, peces azulones, colas de langosta que se transforman en aguacates… Todo un espectáculo de buen rollo que no tiene desperdicio.

 

Pedro Gallego y Borja Iglesias.

Los fogones están capitaneados por Pedro Gallego Gallego, con una larga trayectoria en las cocinas de Alberto Chicote, Benjamín Urdiaín, Mark Hix, Gordon Ramsay y Sergi Arola; bajo el asesoramiento creativo de dos de los chefs ejecutivos de Grup Iglesias. Nos traen una cocina actual, creativa y elaborada.

Aceitunas Gordal Esféricas.

Para empezar plantean una sección de tapas con las afamadas Patatas Massiel, una patatas fritas crujientes con una salsa brava casera y una espuma de ali oli, como solo se saben hacer en Barcelona.

Patatas Bravas con Espuma Ligera de Alioli.

Unas tradicionales Croquetas de jamón o las Yemas de espárragos blancos trufados.

Croquetas de Jamón con Pollo.

También encontramos el castizo bocata de calamares con mayonesa de kimchi, encurtidos y pan de tinta, las gildas o los boquerones en vinagre.

Bocata de Calamares con Mayonesa de Kimchi y Encurtidos.

Un paseo por el mar al recorrer platos como las ostras al natural, el ceviche de ostras, el tartar o el tataki de bonito. Los que prefieran carne tienen desde arroz meloso con pato a carnaza como tal como el solomillo o el cochinillo, pero la estrella es el steak tartar tanto por su sabor como su sugerente emplatado.

Ceviche de Corvina Thai.

¡Comete la Movida Madrileña!

Precio medio: 25 euros

Dónde: C/Atocha, 49

Tel.: 91 088 33 83

Web: http://www.losmaniquis.com/

 

Un comentario

  1. Además de ese toque ochentero este local me da un aire a esos bares americanos de carretera tipo la mítica ruta 66, lo digo por el suelo y la barra.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 Compartir
Compartir
Twittear
+1