El blog de los foodies y demás nómadas gastronómicos de Madrid

LES GRANDS BUFFETS, EL LUJO ASEQUIBLE DE FRANCIA

Domingo 24 de febrero. De regreso en tren de Narbona, Francia, me dispongo a relataros mis últimas 24 horas en la ciudad, y más concretamente, en su restaurante Les Grands Buffets.

Me encanta viajar en tren. Debe ser ese pequeño vaivén el que me relaja y a la vez, me trae buenos recuerdos. Me viene a la cabeza la ilusión con que montaba de pequeña pues el viaje siempre era sinónimo de vacaciones.

Sentada en mi vagón de RENFE-SNCF, y tras observar el pasaje, en su mayoría franceses, pero también chinos o españoles, saco el ordenador y con la tranquilidad que se respira, tecleo plácidamente. No siempre puedo sacar tiempo para escribir tranquila o leer sin mirar el reloj, por lo que los viajes en tren son perfectos para encontrar estos momentos.

Sin duda, Narbona merece un buen paseo. Para mí desconocida hasta ayer y a menos de dos horas de Barcelona en tren, es una ciudad que podría definir como prototipo de ciudad fuera de Francia. Pequeñita pero muy cuidada, con su plaza, el Canal de la Robine, y una de las iglesias más altas de Francia. Además, en Narbona se encuentra un mercado gourmet centenario, Les Halles, con delicatessens de todo tipo: ostras, sardinas, especias… y que es sin duda parada obligatoria antes o después de ir a comer a Les Grands Buffets.

Porque en esta región de Francia, la comida es uno de sus grandes blasones. Perteneciente a Occitania, en esta ciudad la cocina se entiende como un momento de celebración y de fiesta. Si hubiese un eslogan que la define este sería el “art de vivre” o arte de vivir de los franceses. Y es precisamente este espíritu el que Louis Privat, patrón de Les Grands Buffets, ha querido trasladar a su restaurante.

Les Grands Buffets, sinónimo del arte de vivir de los franceses

Aquí manda la mesa tradicional francesa: manteles de hilo, servilleta bordada, vajilla de plata, servicio de pan, distinguidos camareros e incluso copas con diferentes niveles de plomo en función del vino.

Entrada de Les Grands Buffets

Se podría decir que el restaurante respira lujo. La sala de aspecto burgués está rodeada de piezas de arte, orfebrería, espejos antiguos y sillas de Luis XV cuyo coste ronda los 1200 euros. Es la mejor forma de contextualizar la distinción que se traslada también a la cocina. Recetas tradicionales Francia, de  esa “fiesta” de los siglos XVIIII y XIX, son una parte protagonista de la vasta selección de platos, más de 300 sumando los postres.

Más de 300 platos se ofrecen en Les Grands Buffets

A pesar de la magnitud del buffet, la opulencia y ostentosidad combinan con la elegancia en las presentación de sus elaboraciones. Nada más entrar, apreciamos sus cacerolas antiguas de cobre, bandejas de plata o pizarras, donde se proponen platos clásicos como la cassoulete (como nuestra fabada pero a lo “hardcore”: con salchicha, pato…) o la blanquette de ternera, una suerte de estofado.  Al fondo se encuentra “La Rôtisserie”, donde el cliente puede pedir en el mostrador y al momento vieira gratinada “Saint Jacques”, el steak tartar de caballo, muy conocido en la región o el vol ou vent u hojadre de mollejas de ternera.

Detalle de La Rôtisserie de Les Grands Buffets

Otro de sus corners destacados es el de mariscos. En “La Mer”, una gran cascada de hielo con bogavantes nos recibió anoche, ¡nos quedamos impactados! Estaba presente también la sopa de marisco o bullabesa, también cigalas, almejas elaboradas de diferentes formas, una selección de 9 tipos de salmón o las otras de Thau, provenientes de una marisma que precisamente vimos por la ventana al llegar en tren a la ciudad. Nada menos que 47 toneladas de ostras se consumen anualmente en el restaurante, un detalle más de la magnitud de comidas que se sirven en este restaurante a 500 comensales al día.

Impresionante cascada de hielo con bogavantes de Les Grands Buffets

Pero si algo me llamó la atención y disfruté más ayer, este fue su buffet de quesos. El más grande de Europa, con más de 110 elaboraciones, para el que han contado con la colaboración del mejor maestro quesero de Francia, Xavier Thuret. La selección pasa por los franceses (Rochefort, Salers, Reblochon) y también de pequeños productores que elaboran el Brie o el St Mercelin, así como de otras países: italianos con una gran rueda de parmesano incluida, griegos como el Feta o Ladotiri, el Stilton de Inglaterra, el suizo Tête de moine o españoles, claro está, donde no faltan el manchego, de cabrales y otros del País Vasco. Nosotros cogimos una selección y los marcamos con etiquetas que se podían coger de cada uno, de forma que al comerlos pudimos saber de donde provenían y anotar los que más nos habían gustado para luego comprarlos en España.

Les Grands Buffets acoge el buffet más grande de quesos de Europa

Igual de espectacular es su sección “La Pâtisserie” que recoge más de 100 postres y que incluye los grandes clásicos franceses: macarons, éclaies u hojandres a gogó.

Tartalet

Aquí alucinamos con una torre gigante de chocolate que había, para los más golosos, y que estaba rodeada de niños, los cuales por cierto, hasta los 6 años no pagan, y entre los 6 y los 10 pagan solo la mitad.

La gran torre de chocolate en la sección de postres de Les Grands Buffets

Otra de las cosas que nos llamó la atención, fue que al igual que los quesos, los vinos también se sirven por copa y cada una viene etiquetada con la variedad. Proponen más de 70 opciones, a precio del distribuidor, por lo que vinos que se pueden encontrar por 400 euros en el restaurante Jules Verne de París aquí están a 30 euros. Tal es el caso de un blanco que tomamos, Cigalus, exquisito, de las bodegas de Gerard Bertran, que se sirve por ejemplo, en la ceremonia de los premios Nobel.

Como ya os he comentado, el dueño de Les Grands Buffets pone mucho hincapié en el servicio. Para Louis Privat lo importante es la mesa y por eso los camareros tienen buenas condiciones, por ejemplo, 3 días de vacaciones a la semana. Además, tiene un sistema de contratación donde son los propios cocineros los que proponen a los candidatos y luego se elige el mejor.

Detalle de las cocinas de Les Grands Buffets

EL ambiente del restaurante ayer era de sábado por la noche, por lo que había muchos franceses dándose un “homenaje” pero según me contaron este restaurante no se ofrece por paquetes o a tour operadores, por lo que mantiene una clientela local pero también, española cada vez más creciente.

Otro punto interesante es que en este buffet no hay platos que se apilan en las mesas o se ve mucho producto sobrante. En Francia la legislación no permite donar comida, por lo que se intenta proponer los platos en pequeños platos de forma que no se tire en exceso. Por otro lado, el camarero se encarga de recoger y en los corners también hay personas asesorando, como en el caso de los quesos o el foie, que se propone en 9 variedades y para el cual necesitas sin duda que te echen una mano.

Es difícil explicar el precio tan competitivo que tiene y que por un ticket medio de 50 euros puedas tener tanto tipo de propuestas. Lo cierto es que la ubicación no es especialmente buena pues no está en el centro de la ciudad y además se encuentra dentro de un centro de ocio que nada tiene que ver con lo que te encuentras tras la puerta. Y también que iba algo escéptica respecto a la calidad de los productos. Pero me sorprendió sobretodo el nivel de quesos o de vinos, o el que no doblen mesas, pues aquí lo importante es disfrutar. Sin duda, es una experiencia diferente, pues está a caballo entre el lujo y lo asequible y tiene difícil comparación en España. Normal que tengan una lista de espera de meses, y que pudimos comprobar por la cola que había al llegar.

El bogavante a la americana es otros de los grandes lujos asequibles de Les Grands Buffets

Así, me contaron que Louis Privat, en los 29 años el restaurante, no había subido apenas el precio. En su búsqueda de que la experiencia sea aún mejor, se está ahora trabajando en sumar a todos los productos que les llegan de productores locales, su propio entorno de kilómetro 0. Así mismo, inaugurarán en breve una gran carpa para aumentar el comedor.

Les Grands Buffets es sin duda un caso de éxito. Nos contaron que emplean 135 personas entre cocineros, ostreros, afinadores, confiteros, charcuteros, salseros…y que el restaurante ya factura anualmente 20 millones de euros. Las cifras son muy significativas: 87 mil botellas vendidas o 350 mil clientes al año, lo que le ha hecho situarse en el primer restaurante de Francia en volumen de negocio.

500 comensajes al día pasan por las mesas de Les Grands Buffets

Este restaurante solo ha cerrado una vez, y fue cuando se rodó Masterchef allí, pues la ocasión lo merecía. Y es que aquí, las mermas o escandallos están muy medidos, y el concepto de lujo sin serlo muy estudiado. Tanto es así que nos sorprendió que durante la cena hubiese un par de cumpleaños, y los camareros se acercasen a las mesas con un megáfono a cantar una canción de celebración. Sin duda, es ésta la mejor palabra que define este restaurante, un concepto muy único de un templo que rinde homenaje a la cultura gastronómica francesa y que democráticamente acerca ésta a todo tipo de público.

Dónde: Les Grands Buffets. GIratoire de la Liberté 11100 Narbona

Cómo ir: RENFE-SNCF conecta Francia y España con trenes de alta velocidad. Se puede llegar a Narbona muy cómodamente desde Madrid (Atocha) y Barcelona (Sants), con parada directa en la ciudad. Desde Madrid, se puede llegar en menos de 6 horas a Narbona en un tren que llega por la tarde y regresa por la mañana del día siguiente incluso si se quiere hacer una visita «express», y desde Barcelona, en menos de 2 horas.

Precio medio: 50 euros con bebida. Menú todo incluido 35, 90 euros. Niños hasta 6 años gratis y de 6 a 10 años 17,90 euros.

Tel: reservas solo por la Web: www.lesgrandsbuffets.com

17 Compartir

También te puede interesar

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

VALLADOLID, MUCHO MÁS QUE PINCHOS

LA MILLA MARBELLA, UN CHIRINGUITO CON BONUS TRACK

LA CAMINERA, EL PLACER DEL DOLCE FAR NIENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 Compartir
Compartir
Twittear