El blog de los foodies y demás nómadas gastronómicos de Madrid

GASTRONOMÍA Y MAGIA EN ABADÍA RETUERTA

Si bien este establecimiento que hoy vengo a recomendaros significa mucho para mí pues fue el primer viaje que hice con mi actual «marido» (algunos sabréis que hace escasamente 1 mes me he casado y es por esto que os he tenido un pelín más abandonados), muchos coincidiréis conmigo que es complicado explicaros la magia de este destino y todo lo que conlleva conocerlo. Se trata del hotel boutique en plena Ribera del Duero Abadía Retuerta LeDomaine, sin duda un destino para desconectar y disfrutar, al menos una noche (no os niego que es muy caro, por lo que yo solo me lo he podido permitir un par de veces), pues no deja de estar relativamente cerca de Madrid. Porque desde que llegas a este lugar todo es deleite. Desde el placer de una copa de vino con tu albornoz puesto viendo los viñedos desde la terraza de la habitación, hasta una cena romántica en cualquiera de sus restaurantes.

A tan solo 30 kilómetros de Valladolid, concretamente en Sardón de Duero, este hotel se ha convertido en una de nuestras escapadas fetiche para momentos especiales destinados a no caer en el olvido. Una joya arquitectónica que respira lujo y bienestar por los cuatro costados, basado en los detalles, el servicio más refinado y con un inmejorable legado natural, histórico y artístico.

Abadía Retuerta LeDomaine

El trato al huésped merece mención aparte pues no puedo definirlo de otra forma que no sea impecable. De hecho, es el único hotel de España que cuenta con servicio completo de mayordomo in situ. Doy fe de que constantemente están pendientes, cuando entras, sales…y tienes una persona exclusiva para ti. Además, te facilitan un teléfono para en todo momento tenerles a tu disposición…en fin, servicio de 12.

En Abadía Retuerta LeDomaine cuidan todos los detalles

Abadía Retuerta tiene una chulada de bodega que lo convierte en un destino idóneo para el enoturimo, y a pesar de estar casi colindando con la D. O. Ribera del Duero sin llegar a serlo, sus caldos son exquisitos. En este enclave a orillas del río Duero, elaboran vinos muy ricos de alta calidad y reflejo del terroir regional, que desprenden su mayor potencial en el lugar que les vio nacer. A mi especialmente me gusta su tinto pero tienen varias propuestas incluyendo el blanco que merecen la pena. Es por ello que tienes la posibilidad, y yo diría el deber, de participar en distintas actividades relacionadas con el vino, desde un recorrido en todoterreno para visitar el viñedo y los lugares más singulares de la finca en las que hacerte fotos bonitas hasta catas comentadas en la bodega. Además, cuando hace buen tiempo también proponen catas debajo de un árbol gigante que se encuentra en la finca. Eso sí, la bodega no está a pie del hotel pero es fácilmente accesible en coche.

Experiencias en Abadía Retuerta LeDomaine

Sus vinos tienen poco más de dos décadas, por lo que no tienen añadas muy antiguas. Así, poco después de comenzar con las viñas, el hotel fue abierto en el 2012 en el monasterio de Nuestra Señora Sta. María de Retuerta, un monasterio del siglo XII declarado por la Unesco como Bien de Interés Cultural en 1931. Pero este monasterio ha sufrido una completa rehabilitación sin escatimar en gastos para convertirse en el maravilloso hotel que es hoy en día. Cuenta con 27 habitaciones dobles y 3 suite, todas ellas con una decoración exquisita a la altura de un hotel 5 estrellas, y con magníficas vistas al viñedo como podéis ver en la foto.

Habitación con vistas de Abadía Retuerta LeDomaine

Ocho de sus habitaciones están ubicadas en el edificio de las antiguas caballerizas, donde se encuentra el Centro de Wellness & Spa  muy tranquilo y donde poder regalarte alguno de sus tratamientos más exclusivos. Con dimensiones extraordinarias, en este Santuario obtienen su propia agua de un pozo que poseen a 120 metros de profundidad y bañan sus instalaciones de luz natural para generar un entorno reconfortante. La zona de hombres está separada de la de mujeres, aunque luego se puede disfrutar de un espacio común.. También encontramos entre las instalaciones del hotel un gimnasio y una sala de yoga, además de una piscina exterior que yo misma pude disfrutar en verano, y donde se puede además pedir algo de comer.

Santuario LeDomaine

Pero aquí vengo a hablar de gastronomía, y ésta es precisamente uno de los pilares de Abadía Retuerta LeDomaine. En la abadía, encontramos dos restaurantes con la firma del chef Marc Segarra, Refectorio y Vinoteca. Comencemos por Refectorio que es sin duda el mayor reclamo culinario del hotel gracias a su estrella Michelin que revalida, desde 2014, el magnífico trabajo que realizan bajo un concepto creativo en torno a la tradición y firmemente vinculado con los productos de temporada. Situado en el lugar en el que los monjes del siglo XII compartían el momento de la comida y de la cena, le invade una atmósfera especial y mágica que multiplica la experiencia gastronómica, donde la bóveda de piedra, su fresco de la cena sagrada o las librerías lo dotan aun de más magia.

Restaurante Refectorio

Refectorio solo abre de noche y ofrece dos menús, Sacristía (140 €, 75 € maridaje) y Caballerizas (160 €, 75 € maridaje). En mi visita las propuestas fueron bocados como la seta de temporada, jugo vegetal y pino, una crema de coliflor, ibéricos y lima, o el salmonete con jugo de sus espinas y calabacín. Muchos aperitivos seguidos de pases de pescado y carne más contundentes.

Restaurante Refectorio

Además, se mantienen recetas que ya se han convertido en un clásico como su sabrosa lombarda con emulsión de piñón, percebe y menta, el carré de lechazo deshuesado, puré de col rizada y café o las cenizas de trompeta de la muerte, leche quemada y avellanas. Debo decir que es en este comedor donde se disfruta del desayuno, servido a la carta pero realmente ESPECTACULAR, con todas las letras.

Desayuno en Refectorio

Pero si bien Refectorio me gustó, dejo lo mejor para el final: la Vinoteca Porque te alojes o no en el hotel, este restaurante merece visita sí o sí. De hecho, en internet he visto que en algunas páginas como Trip Advisor es de los mejores valorados, lo cual no me extraña. El espacio se sitúa sobre La Cueva de los Monjes que en su momento fue la cilla o almacén y, hoy por hoy, alberga la colección privada de la bodega. De forma de que tenemos la suerte de que en la Vinoteca se pueda disfrutar de unas 40 referencias que, por supuesto, incluyen etiquetas de la finca, y además, se puede disponer de las recomendaciones del sumiller.

Vinoteca

Los platos son creaciones caseras y pensadas para compartir. Puedes pedirte un simple plato de jamón, que con el pan que ofrecen es bocado de los dioses. De los más buenos que en mi vida he probado. O bien, degustar por ejemplo su pisto agridulce, exquisito, los puerros a la parrilla, clásicos pero deliciosos, la papada ibérica con vinagreta de avellanas, sabrosísimao las alitas de pollo deshuesadas confitadas y huevos de codorniz poché. Comentaron además que tiene buena acogida de la clientelael steak tartar con láminas de pan crujientes y bol de patatas fritas, el magret de pato, guiso de orejones, pasas, piñones y ensalada de hinojo y el pulpo, vinagreta de almendras, queso ahumado y cebolleta.

Vinoteca

Una cosa importante es que el establecimiento está muy orientado al turismo de lujo extranjero, por lo que si os topáis con clientela que se aloja en el hotel (lo cual es a veces complicado por el escaso número y exclusividad de las habitaciones), os parecerá no estar en Castilla. Y ahora sí, decidme si Abadía Retuerta Le Domaine es o no es un sitio para perderse al menos un fin de semana en la vida. Lujazo.

Dónde: ABADÍA RETUERTA  47340 – Sardón de Duero – Valladolid (España)

Tel.: 983 680 368

Precio medio: Habitaciones desde 250 / 300 euros. Precio medio Refectorio 150 euros. Precio medio vinoteca 40 euros.

Web: https://www.abadia-retuerta.com/

28 Compartir

También te puede interesar

LA MILLA MARBELLA, UN CHIRINGUITO CON BONUS TRACK

LA CAMINERA, EL PLACER DEL DOLCE FAR NIENTE

DOS RESTAURANTES DE BILBAO LOCOS POR EL PRODUCTO

RESTAURANTES EN ROMA DONDE COMER BIEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

28 Compartir
Compartir
Twittear