El blog de los foodies y demás nómadas gastronómicos de Madrid

LOS NUEVOS RESTAURANTES DE MADRID QUE DEBES CONOCER

Que no pare el ritmo de nuevas aperturas, nuevos conceptos y cocinas. La apuesta en esta ciudad por la hostelería es tal que es imposible controlar y dejar de tener direcciones pendientes. Y que alegría oye, con mucho orgullo podemos decir que Madrid se ha convertido en un auténtico destino foodie. Tal es la euforia que no me ha quedado otra que dividir este post en dos partes para que podáis digerir mejor todo lo que os traigo. Empezamos con 9 propuestas aptas para todos los gustos y paladares, entre los que encontramos el nuevo delivery de moda que llega a la capital. ¡Buen provecho!

A’OLLO

Calle de Mesonero Romanos, 13. Madrid (Precios medio 25 – 35 euros)

A’OLLO nos da la bienvenida desde las alturas, con vistas a la Gran Vía madrileña y su skyline desde la séptima planta del hotel INNSiDE by Meliá Madrid. A ollo, que en gallego significa «a ojo», hace referencia a cómo cocinaban antaño las abuelas de la terriña, con buenos guisos y productazos locales. Cocina de raíces gallegas actualizada y cócteles de autor que se pueden disfrutar en este restaurante con distintos espacios y decoración Art Decó. La estética sencilla y minimalista, destaca con sus sillas tapizadas en tonos azules y marrones, que resalta con la vegetación de cada rincón. Para algo más rápido o informal, la barra es una buena opción, pero la estancia que más destaca es la terraza, con unas impresionantes vistas a todo el centro de la ciudad. Entre sus platos destacan los Huevos rotos con cigala, trufa y jamón ibérico, Navajas abiertas a la brasa con pil pil de ajo, perejil y guindilla, Brioche de steak tartar de ternera gallega con patatas fritas, y, entre sus postres,  la Tarta de queso azul Savel. Mención especial a sus divertidos y sorprendentes cocteles. Y justo situado encima, Le Tavernier , el nuevo rooftop de la ciudad con aires marineros y ambientazo a ritmo de DJ.

NÔMÂDA

Calle de Serrano, 41. Madrid (Precios medio 40 y 50 euros)

Nunca hubiéramos imaginado que tras las escaleras de lo que algún día fue la discoteca Serrano 41, encontraríamos una jaima espectacular en la que cenar al estilo nómada del Sahara. Nômâda se convierte en una experiencia gastro tan necesaria como mágica, donde te reciben con un ritual para purificar el alma basado en un lavado de manos con agua aromatizada y una recolocación de chakras, para empezar la velada siendo una persona renovada. La decoración árabe inunda el espacio, donde no faltan las sillas mullidas y las melodías árabes. Lo que más llama la atención son unos ojos luminosos que te miran mientras cenas y donde se ubica el DJ a partir de las 22.30h para animar el ambiente. Cuentan también con jardín y pronto tendrán discoteca. Cocina de raíces árabes con toques mediterráneos e inspiración andalusí: Berenjenas asadas con salsa de tahini, limón y yogurt,  Hojas de parra rellenas de arroz con verduritas, Calamar persa o su Tarta de queso con pistacho y azahar destacan entre sus platos. Los cocteles, también exóticos, son la mejor compañía para disfrutar el espectáculo de danza del vientre al puro estilo bereber. Un oasis en pleno “desierto” madrileño.

LA LUPA

Av. de Bruselas, 69. Madrid (Precios medio 25 – 35 euros)

Lo último del Grupo Ottica, donde lo vanguardista y lo castizo van de la mano. Un restaurante con inspiración en los años 20 e interiorismo Art Decó diseñado por el estudio de arquitectura Wink Group. El local, tiene horario non-stop y sirven desde desayunos a cenas, pasando por afterworks muy animados. Cocina de mercado que evoca aromas y sabores mediterráneos con algún toque internacional, dando paso a platos vanguardistas con sello español.  Para ir abriendo boca, las Trufas de morcilla rebozadas en panko con compota de calabaza o los Mejillones con salsa red curry, zumo de lima y leche de coco. Y especial mención a dos platos que destacan, la Lasaña de ciervo guisado con bechamel de trufa y crujiente de wonton y el Tataki de salmón sopleteado con barbacoa japonesa, tirabeques salteados y alga wakame.

VICIO

Calle del Divino Pastor, 9. Madrid (Precios medio 10 – 20 euros)

Después de triunfar en Barcelona, llega a Madrid el delivery de las hamburguesas más descaradas, atrevidas y sabrosas.  Aleix Puig, ganador de MasterChef 7, abre sede en la capital tras haber montado un negocio ya consolidado en la ciudad condal, donde a la semana despachan 12.000 hamburguesas. Lo que empezó en un garaje con seis personas, hoy se compone de un equipo de 120. Y es que este exitoso emprendedor, para llegar donde está tuvo que montar un proyecto en 2020 que fracasó pero que le dio las claves para que, junto a su socio Oriol de Pablo, pudieran lanzar este delivery que tantas ganas teníamos que llegase a nuestras casas. Hamburguesas clásicas y sencillas con buena carne y un sabor más tostado y  ahumado, acompañadas con un esponjoso  pan de brioche. Alta calidad al alcance de todo el mundo, que llegan a casa lo más rápido posible y con un packaging rebelde y canalla que arrasa en instagram. En su carta encontramos hasta 9 variedades de su producto estrella, la smash Burger. Además, las podrán acompañar de sus diferentes tipos de patatas fritas o las alitas BBQ a baja temperatura. Como broche final, la Cheesecake de Nutella o el Tiramisú de oreo. Y hay que decirlo, ¡Están de VICIO!

DELICA

Calle de Toledo, 47. Madrid (Precios medio 25 – 35 euros)

El nuevo gastrobar de La Latina con el que viajar a través de sus platos. Delica nos sugiere aparcar las prisas, los móviles y la rutina, para sumergirnos en un ambiente acogedor, exótico y colonial, que nos traslada a diferentes países del mundo a través de ingredientes frescos y de temporada. El local es amplio, con grandes ventanales que lo hacen muy luminoso y una decoración muy acogedora con tonos neutrales y detalles muy cuidados que conforman una estética que trasmite buen rollo.  Su carta está protagonizada por sencillos y universales platos, como bowls, entrepanes, tapas y pica-picas inspirados en países de Asia, América, África y Europa. Algunos ejemplos, Berenjena frita con hummus, pico de gallo, chutney de mango y salsa tahini perejil, Bowl de soba, pastrami, mango quemado, huevo duro rallado y pickles de cebolla roja con salsa de anacardo y lima o la Coliflor asada con salsa tahini de perejil y piñones tostados.

 BOMBASTIC

Pl. de Pedro Zerolo, 1. Madrid (Precios medio 35 – 50 euros)

Este smoke & grill desembarca en el barrio de Chueca, terraza incluida en la plaza de Pedro Zerolo. Llega con la clara intención de convertirse en el nuevo place to be,  motivos no le faltan,  y es que las caras conocidas abundan en este local gracias a que entre sus socios encontramos al reconocido Chef Bosquet (Naked & Sated), futbolistas como Marcos Llorente, Marco Asensio, Gerard Deulofeu o Ibai Gómez y la mejor jugadora española de baloncesto, Amaya Valdemoro. Y en los fogones, Sergio Monterde, Raúl Romero, Agustín Murata y David González. El interiorismo corre a cargo de Takk Group con una clara apuesta por un estilo industrial pero sofisticado, con techos y paredes en colores neutros. Destaca el mural correspondiente a las pinturas negras de Goya donde un neón reza el eslogan del local “Toxic people is not allowed”, y es que en este local se aboga por un estilo de vida sencillo y un ambiente sano.  La carta es amplia, sushi, arroz, mexicano, vegano, burguer…, aunque la propuesta principal gira en torno a las brasas como las Alcachofas con shichimi fresco y papada ibérica, Endivias con crema de idiazábal, y Setas con huevo a baja temperatura y salsa miso de foie. Su cocina cuidada, ambiente cosmopolita y decoración cañera, solo tiene un resultado: ¡BOOOOOM!

CASA ORELLANA

 Pl. de la República del Ecuador, 2. Madrid (Precios medio 25 – 30 euros)

La segunda sede de Casa Orellana llega al barrio de Chamartin, con un local mucho más amplio y elegante que el primero, pero manteniendo una oferta de cocina muy similar. Un restaurante clásico, donde las recetas tradicionales y el mejor producto se ponen sobre la mesa. Su seña de identidad es la cocina casera y tradicional con la firma del chef Guillermo Salazar que repite con algunas de sus especialidades que ya conocemos e incorpora algunas novedades que van a gustar y sorprender. La mayoría de sus platos se pueden pedir en formato de media ración como sus dos versiones de Ensaladillas, centollo y atún en escabeche, Huevos rotos con carabineros y sus Carrilleras guisadas con Don Zoilo. La propuesta se amplía con algunos platos como el Mollete de calamares a la andaluza y mayonesa de ajos asados. También llega como novedad una sección para acompañar los vermuts y cañas fuera del horario de cocina con quesos y embutidos ibéricos. Una propuesta que se completa con una cuidada selección de vinos por copas, una sección de joyas y botellas de edición limitada dentro de los Los Caprichos de Casa Orellana y un par de etiquetas propias.

LA MAMONA

Pl. de la Castellana, 62. Madrid (Precios medio 30 – 40 euros)

Hablar de restaurantes de moda en la capital siempre nos acaba llevando a uno de los grupos más sólidos y que mejor entienden al público madrileño, el Grupo Lalala. Uno de su buque insignia sin duda es La Mamona, que tras los locales que tienen en Aravaca y el distrito de Chamberí, abren en el paseo de la Castellana y en apenas dos meses ya arrasan en el barrio. Con diferentes espacios bien planteados para según qué ocasión, destaca su terraza disponible todo el año. Un interiorismo muy cuidado y actual con un estilo elegante y glamuroso. Madera en tonos claros, preciosos sillones tapizados en terciopleo verde, cómodas butacas de diferentes formas, colores y estampados, y lámparas de estilo vintage. Un lugar perfecto donde disfrutar de una carta enfocada en el producto de calidad, de su bodega con más de 50 referencias, una suculenta propuesta de coctelería, y de un ambiente que incita al afterwork y a alargar la velada gracias a la labor del DJ. Cocina de esencia mediterránea donde la materia prima toma protagonismo con clásicos como La gran gilda o los Torreznos de Soria, unos sabrosos Puerros a la brasa del Josper, Tortilla vaga de foie y queso gallego San Simón o el espectacular Jarrete glaseado con salsa gastrique y de puré de patatas. ¡Solo apto para disfrutones!

 VERMUT PIRIPI

Av. del Guadalix, 35. Madrid (Precios medio 15 – 30 euros)

Esta vermuteria ubicada en el centro comercial Santo Domingo del municipio de Algete, es una buena excusa para salir de Madrid y disfrutar de un aperitivo castizo que continúa con un atractivo picoteo. El local reúne lo mejor de las tabernas tradicionales, de esas de toda la vida, pero con una estética moderna y renovada, donde su terraza al sol es un must asegurado. La cocina se puede divisar al fondo, blindada por una cristalera, desde donde se preparan platos tradicionales con un guiño siempre al producto madrileño. Para arrancar, un par de gildas, unas croquetas melosas y un vermut, que cuentan con alrededor de una veintena de etiquetas distintas y algunas de ellas de elaboración propia. Para continuar, unos dados de solomillo, unos huevos rotos con gambón y unos callos con garbanzos. El Ragout de setas con parmentier trufado y huevo poche, los Chipirones al ajillo y el Tomate ecológico de la huerta con melva canutera de Barbate son algunas de sus especialidades. Este planazo non-stop con un horario súper amplio te espera a

CONTINUARÁ…!!!!!

También te puede interesar

LA LISTA DEFINTIVA DE LOS MEJORES EDAMAMES DE MADRID

LOS 10 BRUNCHS QUE NO TE PUEDES PERDER EN MADRID

LONDON CALLING: LA LISTA DEFINITIVA DE LOS SITIOS MÁS DE MODA

LOS CAFÉS QUE NO CONOCÍAS DE MADRID PARA DESAYUNAR A CUERPO DE REY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 Compartir
Compartir
Twittear