El blog de los foodies y demás nómadas gastronómicos de Madrid

LOS 8 RESTAURANTES ASIÁTICOS MÁS COOL DE MADRID

Parece ser que no soy la única a la que le pirran los asiáticos, pues no paran de abrir nuevos restantes con influencias orientales que pitan mucho en la capital.

En este post os traigo algunos de mis últimos descubrimientos con propuestas gastronómicas puramente asiáticas y con cocina fusión que juega con distintas gastronomías mezclando sabores y técnicas.

Bienvenidos a bordo, ¡despegamos! (Reserva con tiempo porque están bastante de moda…)

TORCUATO

Calle de Serrano, 61. Madrid (Precios menús degustación: 35 y 45 euros)

El Grupo La Fábrica vuelve a sorprender con su último proyecto que nos adentra a un sabroso mundo de fantasía. Torcuato, llega al mítico centro comercial ABC de Serrano, palacete que fue sede de Blanco y Negro y el diario ABC hasta 1989. Como protagonista, su diseño espectacular de la mano de Pepe Leal. Inspirado en un universo ecléctico que deja presencia de todos aquellos viajes que Torcuato Luca de Tena hizo alrededor del mundo. Cada uno de sus espacios sorprende, desde el pasillo principal  a modo de galería de curiosidades hasta sus dos imponentes salones. En el primero, encontramos mesas de mármol y sofás amarillos que contrastan con una pared llena de vegetación. El segundo, nos transporta a la Francia de María Antonieta y esos salones reales marcados por la ostentación y colores rosas pastel. Una auténtica pasada. Sin olvidarnos de su barra de coctelería que recuerda al mismísimo Grant Gatsby y su atractiva terraza en la azotea del centro comercial. El chef Sergio Fernández, es el responsable de una carta fusión con toques asiáticos y muy viajada. Imprescindibles sus niguiris de atún rojo con gochujang, el tiradito de lubina con ajoblanco trufado, las verduras salteadas con curry de coco thai o los noodles con kimchi gratinado y atún rojo. Destacan también, el tataki de atún rojo, glacé de carne y salsa de alcaparras o la hamburguesa de cordero especiada con pan brioche y tzatziki. Y como broche final, el bizcocho de limón y lima kefir con sopa de jengibre.

SALVAJE

Calle de Velázquez, 62. Madrid (Precios menús degustación: 40 y 60 euros)

Salvaje se traslada a BLESS Hotel Madrid, como una de las apuestas gastro de este lujoso hotel. Situado en la misma calle en la que estaba, su esencia no varía a pesar de la mudanza. De hecho, este nuevo local, replica la fórmula del éxito que tanto ha hecho triunfar a Salvaje en sus locales repartidos entre las Américas y España: cocina de fusión japonesa con coctelería de autor, un ambiente de lo más animado, con música de dj y performances diseñadas para la ocasión. Su decoración, en esta ocasión, tiene el sello de Lázaro Rosa-Violán que dota al local de un estilo característico de la marca Salvaje: abundante vegetación, iluminación baja y cálida, y detalles del mundo animal que nos recuerda a la jungla. Destaca su cocina japonesa con raíces latinas, resultado de la personalidad creativa del chef venezolano Fermín Azkue, con experiencia en algunos de los mejores restaurantes de Europa, del Caribe y Panamá. Basada en materia prima de proximidad y de temporada, productos japoneses como las especias, fermentados y macerados, y algunos de los ingredientes más prémium. Por ejemplo, los rolls de cangrejo osaki glaseado en aderezo ‘dinamita’ envuelto en hoja de soja y acompañado de mantequilla trufada, el tiradito de atún con miso rojo o el de kampachi con papas y salsa de ají amarillo. Para los principales, utilizan la robata, una parrilla japonesa que permite que los alimentos tengan mayor contacto con el carbón y el Roner para cocinar al vacío a baja temperatura, dando paso a platos como la coliflor con puré de coliflor ahumada, los carabineros a la robata, el bacalao negro (mi favorito)  o el wagyu con arroz al wok, caviar y huevo. La propuesta gastronómica de Salvaje se completa con la coctelería de Borja Goikoetxea, premiado como el Mejor Bartender de España por la World Class Competition 2019. ¡Uno de los placed to be de la capital donde dejarse ver y comer rico!

MITIKO

Calle de Sor Ángela de la Cruz, 22. Madrid (Precios menús degustación: 35 y 40 euros)

Mitiko llega para hacernos viajar por el lejano oriente gracias a un bonito y sabroso restaurante. Entre sus distintos espacios, encontramos Japón en con los clásicos wasagas o sombrillas japonesas que cuelgan del techo, China presente en la decoración a través de las paredes con sus tejas blancas y, Tailandia con el impresionante jardín vertical. Atravesando un pasillo que simula una noche estrellada, aparece el segundo espacio, una zona sorprendente con unas grandes lámparas inspiradas en las vaporeras cantonesas, una barra de sushi y un mueble repleto de vegetación. En cocina apuestan por la materia prima de la mejor calidad, siendo uno de sus productos estrella el atún rojo de Balfegó. Y su carta, comedida pero sin desperdicio, contiene una treintena de platos entre los que destacan el pato al estilo pekinés, uno de los favoritos, el carpaccio de toro de atún rojo de Balfegó con un toque de aceite Arbequina y emulsión de tomate, que tiene un corte perfecto al estilo tradicional japonés y, por supuesto, la increíble selección de niguiris.

ZUMA

Paseo de la Castellana, 2. Madrid (Precios menús degustación: 90 y 100 euros)

Zuma aterriza en la capital tras su éxito en Londres, Nueva York, Dubai o Hong Kong. Con un interiorismo inspirado en los cuatro elementos naturales: tierra, fuego, agua y aire, conforma un ambiente sofisticado a la par de cosmopolita que invade todo el local.  El arquitecto japonés Noriyoshi Muramatsu pone su sello en este proyecto, con una cuidada puesta en escena a través de los 800 metros cuadrados que conforman el local, donde destacan distintas zonas bien diferenciadas para cada momento. Zuma nace en Londres, como resultado de la pasión desbordante del chef Rainer Becker por la cocina japonesa, pero con un toque contemporáneo. Becker ha introducido una filosofía de cocina moderna, elegante y sofisticada, que se ha inspirado en el estilo gastronómico japonés más informal: izakaya. Un menú auténtico, pero nada tradicional. La cocina de Zuma se compone de tres componentes diferentes: la cocina principal, la cual ofrece una selección de platos contemporáneos, el Sushi Bar, con chefs dedicados exclusivamente al sushi y la parrilla robata, un concepto que se origina en el estilo de la cocina de los pescadores del norte de Japón. En la sede madrileña, se incluirán platos estrella como solomillo de ternera picante con sésamo, guindilla roja y soja dulce, bacalao negro marinado envuelto en hoja de hoba o langostino tigre jumbo con yuzu y pimienta. Acompañados, de un gran abanico de sakes premium o sus exclusivos cócteles que utilizan ingredientes de primera calidad, así como selectos licores japoneses.

LE PETIT DIM SUM

Calle de Alcalá, 12. Madrid (Precios menús degustación: 30 y 35 euros)

En el interior de la exclusiva Galería Canalejas, encontramos Le Petit Dim Sum, el nuevo restaurante del Grupo China Crown que te hará viajar con solo un bocado. Evidentemente, el dim sum es el protagonista absoluto de este nuevo espacio que rinde tributo a la cocina cantonesa. El local, recuerda a los clásicos establecimientos hongkoneses por su reducido tamaño, pero con un gran encanto gracias a la exquisita decoración a la altura de su lujosa ubicación. Estos pequeños bocados que explotan en la boca soltando todo su sabor y potencial a partir de una receta muy tradicional y con mucho arraigo en la cultura asiática, se sirven con un formato exclusivo y distinguido que se caracteriza por su artesanal elaboración. Proponen 25 clases de dim sum que evolucionan desde la tradición, con 10 variedades clásicas, a la innovación con 15 variedades. Destacan el Xiao Long Bao King Viera y su mojama, el Hakao de langostinos y jengibre, el de carrillera de ternera, el de cerdo ibérico y jengibre en su jugo o, el Siumai de cerdo con gambas y boletus. Sin olvidar algunas elaboraciones como el bao de callos a la madrileña, con un guiño muy castizo. Acompañan en el menú rollitos crujientes, arroz, tallarines y algunos principales como los daditos de pollo crujiente estilo Sichuan o la costilla al vapor con judías negras fermentadas. Para armonizar cada bocado, ofrecen 12 cócteles afrutados. ¡Artesanía en cada bocado!

MAMÁ UMA

Calle de Barceló, 6 (Mercado Barceló). Madrid (Precios menús degustación: 20 y 25 euros)

Mamá Uma es un auténtico street market de Corea que sorprende con sus tradicionales platos en la segunda planta del Mercado Barceló. Un pequeño puesto con pocas mesas y sin muchas pretensiones, donde Jiwoo y Gonzo han montado la primera casa Kimbap en España, con la misión de acercarnos su cultura gastronómica a nuestra ciudad. Su carta no es demasiado extensa y pensada para probar varios de los originales platillos que elaboran. La propuesta estrella, sin lugar a dudas, son lo Kimbap Rolls, un plato típico coreano parecido al sushi en apariencia, pero en boca muy distinto. Se trata de una apetecible y saludable mezcla de arroz y quinoa con diferentes verduras encurtidas, salsas caseras y alguna proteína a elegir, envueltos en una crujiente alga nori orgánica y preparados en el momento. Entre los que encontramos, el Cerdo Donkatsu Roll, que lleva zanahoria, nabo encurtido, lechuga, pepino y cerdo enpankonado con salsa Donkatsu casera, el de Ternera BBQ Roll, Atún Kimchi Roll, y también opciones vegetarianas como el Shiitake Kimchi Roll, Tofu Teriyaki Roll o Queso & Nuez Roll, de queso y nuez caramelizada. Otra de sus propuestas son los Steamy Seoul, preparados a mano y relleno de cerdo y jengibre. Y del Sur de Corea, nos vamos al Norte con los Pyongyang, sus dumplings caseros con sofrito de kimchi, calabacín y setas shiitake. Imprescindible el KFFC + Salsa Yangnyeom, su un pollo frito hipercrujiente al estilo coreano que está para chuparse los dedos. Y de postre, el Hotteok, popular como comida callejera en Corea del Sur que lo preparan ellos mismos también.

SILLAO CHIFA

Calle de Argensola, 7. Madrid (Precios menús degustación: 35 y 40 euros)

Sillao es el nuevo proyecto del Grupo Quispe, que ya suma tres espacios gastronómicos como oda a la cocina peruana, junto a Quispe, uno de los mejorcitos peruanos de la ciudad, y Ponja Nikkei con guiño a cocina nikkei. Como es costumbre, este local también homenajea a la gastronomía de Perú, pero esta vez, fusionada con la cocina de origen cantones. A tiro de piedra de sus hermanos en el barrio de Salesas, César Figali se atreve con un local redecorado como salón de té chino, antigua propiedad del Grupo Larrumba y que acogió en su día el reconocido Dry Martina. Propuesta de cocina chifa, china cantonesa con guiños peruanos fruto de la llegada a mediados del siglo XIX de los chinos a Perú, donde se tiene presente la tradición de una de las cocinas regionales chinas más populares con el uso de salsas como la de soja o sillao y con el protagonismo de la técnica del wok.  Fusión de pastas y elaboraciones chinas como las pastas de los tallarines o los dim sum con ingredientes como el ají o las vieiras. Contiene una carta larga, por lo que conviene dejarse asesorar con entrantes como los rollitos de bambú, zanahoria y recubiertos de una pasta china con panko, los sui mai rellenos de lomo de ternera, cerdo o pollo y variedad de sopas, todo para compartir. Y, como no podía ser de otro modo,  los cócteles del Pisco Bar, como el chicha sour y el lychee sour, son la base de su propuesta líquida.

QUINTOELEMENTO

Calle de Atocha, 125. Madrid (Precios menús degustación: 50 y 60 euros)

es uno de los últimos restaurantes de moda que llega con una propuesta experiencial en todos los sentidos. La mítica discoteca Teatro Kapital se renueva para apostar por un concepto gastro en su sexta y séptima planta, en un total de 300 y 800 metros cuadrados respectivamente. Cambiamos la pista de baile por una nueva propuesta culinaria, subir por su ascensor también sigue siendo una experiencia audiovisual. Decoración muy cuidada con sushi bar de ónox rojo, mármoles o alabastro fusionada con pantallas led gigantes que proyectan en las paredes y en la cúpula contenido cambiante durante toda la noche. La propuesta gastronómica está a cargo del chef Juan Suárez de Lezo, que cuenta con una sólida experiencia en Arzak o El Bulli, y que, para esta ocasión, ha diseñado una carta latino-asiática muy versátil y para compartir. A destacar, la gamba roja dos texturas con una presentación chula y producto rico, el gunkan Toro, servido en piedra de sal para darle un toque salado interesante o el variado de nigiris con pez limón hamachi, salmón marinado y el favorito: wagyu con foei. Y otros como el chili crac del señorito, una muy buena combinación de sabores para mojar con pan brioche, el atún miso ibérico, con yema curada y crujiente de boniato o el hacha de ternera lechal, otro plato de “espectáculo” en mesa. Ojo a la coctelería que ofrece desde un mojito de shochu a un pisco sour veggi. Sin duda, un buen concepto con el que pasar una experiencia divertida con ese toque “wow” y trendy.

 

También te puede interesar

¿DÓNDE TOMARTE EL MEJOR CAFÉ DE MADRID? 17 SITIOS MUY TOP PARA DESAYUNAR

ESTOS SON LOS 7 SITIOS TENDENCIA PARA COMER EN MADRID

AQUÍ TIENES 5 BRUNCHS MUY TOP PARA ESTE VERANO 2022

FLORIDA PARK, PLANAZO 360º DE ESTA PRIMAVERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 Compartir
Compartir
Twittear