LAGASTRONOMA.COM

El blog de la revista Tapas para nómadas gastronómicos y yonkis de los restaurantes

LOS 7 RESTAURANTES A LOS QUE TIENES QUE IR ESTAS NAVIDADES

Se acerca una época de muchas celebraciones y cenas de reencuentro que, por que no admitirlo, a veces son demasiadas o la temática puede llegar a aburrir. Para los más intrépidos, y para aquellos que aprovechen la ocasión para descubrir nuevos locales, os traigo 7 propuestas singulares que llevan muy poquito en la ciudad y, que prometo que no os van a dejar indiferentes. Desde un Bao Bar, hasta un proyecto sostenible 360, un Pasta Bar, pasando por una barra de sushi única un menú de temporada de alta gastronomía democratizada, una carta que huele y sabe mar, o unas tapas retro-modernas que viajan desde la movida madrileña. ¿Quién se atreve?

TRAMO

Calle de Eugenio Salazar, 56. Madrid (Precios medio: 45 – 55 euros)

Tramo, se erige como una propuesta gastronómica única bajo criterios de bioconstrucción para poner aún más de moda el barrio de Prosperidad. Inaugurado hace escasas semanas, este proyecto liderado por Felipe Turell y Javier Antequera, presenta un concepto elevado gastronómicamente, distanciándose de la replicación de su predecesor Mo de Movimiento. Con una inversión de alrededor de 1,8 millones de euros y un enfoque sostenible, destaca por su diseño eficiente y su cadena de suministro cuidadosamente seleccionada, priorizando productos locales y ecológicos. Aquí todo lleva nombre y apellidos de productores locales: Los aperitivos de Quesería Cantagrullas, las verduras de Supernormal o las carnes de ganaderías regenerativas. La carta ofrece una experiencia culinaria basada en productos de desnudos y una cocina de autor, un puntito más sofisticada que Mo de Movimiento pero sin perder la honestidad. Todo sabe a lo que tiene que saber: milhojas de patata, papada y caviar, navaja a la brasa, pilpil y cítricos, alcachofa a la brasa, yema curada y salsa macha, tartar de langostino con tomatillo, salmonete con suquet y mostaza, pierna de ternasco de Aragón IGP con berenjena y ké­fir salvaje. Y para rematar, imprescindible el flan de leche de cabra, para chupar el plato.

HARANITA

Calle de Víctor Hugo, 5. Madrid (Precios medio: 35 – 45 euros)

Haranita, el nuevo restaurante de Gonzalo García, cofundador de Nakeima, ha causado sensación en Madrid con su propuesta de bao bar. Abierto a principios de año y ubicado a pocos pasos de Gran Vía, el local atrae a multitudes diarias dispuestas a esperar en fila para disfrutar de sus deliciosos baos. Presenta una carta con similitudes a la de su hermano mayor, pero con un enfoque más informal y un formato que permite a los comensales disfrutar de múltiples baos y otras propuestas. Aquí tampoco aceptan reservas, pero en este caso destaca por su horario ininterrumpido de 13h a 24h, de miércoles a sábado. Con una carta compuesta por solo 12 baos, incluyendo dos opciones de postre, con opciones como los suimai de papada ibérica, el black bao con sepia encebollada y alioli de ajonegro, y el de cochinita pibil. Además de los baos, el menú ofrece otras opciones, como ensalada fría de callos o su katsu sando, el cielo entre panes. Propuesta única y vibrante, combinada con música agradable y precios accesibles.

TRESDE

Calle de la Cava Alta, 17. Madrid (Precio menú sin bebida: 41 euros)

En el corazón del barrio madrileño de La Latina, un trío de jóvenes emprendedores ha dado vida a Trèsde, un espacio gastronómico que redefine la experiencia culinaria. Con una filosofía centrada en la estacionalidad y el producto local, este acogedor rincón se presenta como una casa de comidas actualizada. Detrás de este local se encuentran Miguel, Lucas y Sua, amigos de la infancia cuya conexión y pasión por la gastronomía los llevó a convertir sus sueños en realidad. El restaurante, con su estética de bistró europeo, ofrece una carta cambiante cada mes y medio, reflejando la frescura de los ingredientes de temporada. Desde espárragos verdes con yogurt cítrico hasta suprema de ave braseada con muselina de batata, cada plato es una obra maestra que celebra la creatividad y la calidad. La cuidada selección de vinos complementa la experiencia, buscando la armonía perfecta entre la bebida y la comida. El número tres es la clave: tres amigos, tres dimensiones en la carta, y una fusión de cocina, ambiente y servicio que redefine la escena gastronómica de La Latina.

EBISU by Kobos

Calle de Luciente, 14. Madrid (Precio menú sin bebida: 185 euros)

Un escenario gastronómico sin concesiones, Ebisu by Kobos, es un rincón donde la exquisitez culinaria alcanza su máxima expresión. Este establecimiento, liderado por el talentoso Kobos Cortés, del que soy fiel seguidora, se distingue por su propuesta única: un menú sorpresa de 185 euros, diseñado para solo nueve comensales por servicio, quienes comparten la experiencia en una íntima barra. El lujo aquí no se encuentra en ostentaciones, sino en la pureza de la comida y la bebida. No hay una japonés igual en España. Kobos, después de una estancia profunda en Japón, trae consigo el alma de su cocina a España, con productos cuidadosamente seleccionados, aunque difíciles de encontrar en nuestro país. La anguila es una de las especialidades, presentada en dos variantes espectaculares. No es solo un restaurante, es una experiencia gastronómica única donde cada bocado es una obra maestra.

BEATA PASTA

Calle de Bilbao, 4. Madrid (Precios medio: 15 – 25 euros)

Ciro Cristiano, conocido por su éxito con Baldoria, ha decidido embarcarse en una nueva aventura gastronómica con Beata Pasta, un concepto que busca democratizar la pasta fresca en Madrid. Inspirado en las trattorias de Bolonia y los pasta bar de Londres, tiene como objetivo hacer la pasta fresca accesible a todos los madrileños, con un enfoque en un ticket más reducido. Ciro planea convertir Beata Pasta en una cadena y ya ha cerrado el alquiler de dos locales en el centro de Madrid. El primero ya está abierto y ubicado en la Glorieta de Bilbao. El restaurante, con un diseño desenfadado y servicio altamente digitalizado, se enfoca en ofrecer una experiencia rápida, pero de alta calidad, combinando la eficiencia de las cadenas de restauración con la excelencia de la alta cocina. Además del consumo en el local, Beata Pasta también ofrecerá opciones de delivery y take away, y explorará la posibilidad de kits de pasta para preparar en casa.

CASA CANITO

Calle de Recoletos, 11. Madrid (Precios medio: 25 – 40 euros)

El bullicio y la creatividad de los años 80 encuentran una vibrante reencarnación en Casa Canito y La Movida Madrileña, un innovador proyecto gastronómico y de entretenimiento gestado por el experimentado hostelero Hussi Istambuli. Situado en la calle Recoletos, este doble concepto fusiona la esencia de un bar de tapas y un club de música dedicado a la efervescente época de la Movida Madrileña. Casa Canito, concebido como un bar de ambiente informal, despierta la nostalgia a través de su carta de tapas retro-modernas, ideada por el renombrado chef Patxi Zumárraga. La Movida Madrileña, ubicada junto a Casa Canito, se erige como un club de música donde los ritmos de los 80 resuenan con fuerza. El homenaje a esa icónica década se manifiesta no solo en la música, sino también en la contraseña diaria para acceder y en la atmósfera clandestina del lugar. Este dúo de locales encapsula la esencia de una época que mezcló lo cañí con el pop art, y propone revivir esos vibrantes años desde una perspectiva fresca y contemporánea.

EL SEÑOR MARTIN

Calle del Gral. Castaños, 13. Madrid (Precios medio: 50 – 60 euros)

El Señor Martín, nacido de una pescadería en el Mercado de San Miguel, ha evolucionado hacia un restaurante especializado en productos del mar. Situado en la esquina de General Castaños con Orellana, el local, dividido en dos plantas, ofrece una experiencia centrada en la excelencia de los productos marinos. La carta, casi exclusivamente marina, destaca por su materia prima bien seleccionada y el respeto por los puntos de cocción. Entre los platos, destacan los erizos de Nigrán, tiradito de pez limón, salpicón de nécora y mejillones, navajas de buceo, zamburiñas negras, gamba roja asada, cocochas de merluza al pilpil y una sopa de pescado a la donostiarra. La comida se completa con callos de bacalao y postres como uno cítrico y un hojaldre de manzana reineta. El restaurante cierra los domingos y los lunes, destacando por la calidad indiscutible de sus productos marinos.

()

También te puede interesar

EXCLUSIVAS GASTRONÓMICAS DE MADRID: De nuevas estrellas Michelin a mágicas azoteas

¿CREES QUE CONOCES MADRID? VISITA ESTOS 3 RESTAURATES

¿HAS OÍDO HABLAR DE ESTOS 7 NUEVOS RESTAURANTES?

2024: LOS NUEVOS RESTAURANTES DE MADRID DONDE RESERVAR, ¡YA!